Esa pregunta llegó a mi cabeza en este lugar: El Palacio de Cristal, Madrid.

 

 

_SAP9926

 

Un año antes, después de una gran perdida, escribí planes a corto, mediano y largo plazo.
Algunos fácilmente alcanzables, otros parecían descabellados. Ahí estaba yo, sentado en una cómoda silla, parecida a la de cualquier abuela; la mañana de Madrid era fría y húmeda pero no dentro mío, sino mas bien todo lo contrario.

 

 

Mientras escribía no podía contener mis lágrimas. La pregunta bailaba sin fin dentro de mi cabeza, ¿Por qué seguir viviendo? Mientras reflexionaba, todas las metas escritas en aquella hoja pegada en mi mueble se habían cumplido. Todas. ¿Cómo y por qué? Sentía que en cualquier momento podía llegarme la muerte.
Ya había cumplido todo lo que mi corazón anhelaba. Entonces si moría al segundo siguiente, podía estar contento sabiendo que nada me había quedado por hacer. No existía ni el mínimo atisbo de lógica en lo que pensaba, pero sabía que pronto se acabarían mis días. Ahí es donde escribí las siguientes lineas.

 

 

_DSC9491

 

 

                                        ¨Si hoy me quedara sin lápiz

                                        Le dejaría mi equipo a Rodo

                                        Mis cosas a Koki, un abrazo al Chiky
                                        un beso al Meme, un TE AMO a Andres
                                        mi mochila a Juan, un gracias a Ángel,
                                        un ya nos vemos a mi viejo,
                                        y este libro a la vieja, para que sepa que fui feliz.
                                        Que no Être así/aquí si no fuera por ella.
                                        Que soy muy afortunado de tenerla¨

 

 

Jamás me había sentido más realizado. Entonces pensé que ya había vivido suficiente, jamás me intereso llegar a los 65 años. Decidí que ya no quería vivir para mí, sino poder vivir por algo más, por alguien más, para algo más.

 

Entonces pronuncié la oración más peligrosa que un hombre puede decir a su creador:   – USAME.

 

Entiendo que si sigo viviendo es porque hay otro motivo, otro propósito. Lo descubrí junto con mi identidad. Entonces me preparo para cuando ese día llegue.

 

Si ya no vivo por mí, si ya no vivo yo… ¿Por qué seguir viviendo?

 

                                        ¨He sido crucificado con Cristo, y ya no vivo yo sino que Cristo vive en

                                         mí. Lo que ahora vivo en el cuerpo, lo vivo por la fe en el Hijo de Dios,

                                         quien me amó y dió su vida por mí.¨

                                                                                Galatas 2:20

 

 

_DSC9492

 

 

 

                                        ¨Madrid 21 Mayo

 

Mi viaje ya pronto terminará… O NO!

                                      Mis letras se escriben en grafito, el cual es fino como la vida.
                                      Caducará y se borrará, mientras tanto vivo e intentaré dibujar
                            lo que verdaderamente es importante, lo que es cierto.

                                        Y nunca cambiará.

                                                                 

                                                     

                                       DIOS HA SIDO FIEL.¨

_SAF6274-2